O Club de lectura Pantasmas de Papel do IES Fernando Esquío é o lugar onde queremos comentar, suxerir, alentar e compartir os libros que nos gustan....Animádevos e deixade os vosos comentarios "en cualquier lengua!"

14 de marzo de 2017

El sueño de Berlín

XII Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil.
Ana es una adolescente que sufre un trastorno obsesivo compulsivo. Por ello, se ve obligada a poner el máximo cuidado en muchas acciones de su día a día: podrás verla cruzando varias veces el marco de una puerta, intentando no pisar las rayas de las aceras, y notarás que a veces repite algunas palabras que considera importantes.
Bruno, un compañero de clase, no se da cuenta de nada de esto. Desde que Ana hizo una exposición sobre el Antiguo Egipto se ha quedado fascinado por ella y está deseando conocerla más.
El joven quiere poner en marcha un viaje de fin de curso a Berlín, donde se encuentra el Busto de Nefertiti, mujer del faraón Akhenatón, para cumplir uno de los sueños de Ana. Con su entusiasmo, no se da cuenta de que este viaje puede agobiar a Ana, al verse alejada de casa y expuesta en una ciudad extranjera.
Ana Alonso y Javier Pelegrín, autores ya consagrados en la literatura juvenil española, nos traen una historia algo distinta a lo que nos tienen acostumbrados, pues El sueño de Berlín es una obra enteramente realista.
En la prosa de la novela encontramos un estilo de calidad, muy pulido, que sirve al propósito de la historia. Los dos protagonistas son a su vez narradores en primera persona. La justificación a la primera persona de Ana la encontramos en el diario que escribe, que es lo que ha llegado hasta nuestras manos. Allí vemos cómo su TOC está reflejado también por escrito y cómo tiene que repetir ciertas palabras en varias series.
Es una novela que se lee muy rápido, pues las dos voces narrativas se combinan muy bien y el resultado es una lectura muy entretenida. Es cierto que el libro te deja con ganas de más: es una obra muy corta, que nos muestra una pequeña parte de la vida de Bruno y Ana, y se echa de menos que se desarrolle en mayor profundidad para poder perdernos en sus vidas durante algo más de tiempo.

Además, es un libro que se presenta como una buena introducción a un problema como el TOC, para una de estas tardes de vacaciones en las que nos apetece leer una historia de superación.

Vía El templo de las Mil Puertas

Reseña da editorial