O Club de lectura Pantasmas de Papel do IES Fernando Esquío é o lugar onde queremos comentar, suxerir, alentar e compartir os libros que nos gustan....Animádevos e deixade os vosos comentarios "en cualquier lengua!"

12 de diciembre de 2016

¡Noticia bomba!


La obra de Evelyn Waugh fue leída, apreciada y valorada por un amplio público en vida. Entre otros motivos, los numerosos lectores de Waugh hicieron honor a sus novelas porque en ellas encontraban los vestigios de una narrativa tradicional en la que la acción y el recorrido de los personajes se entrecruzaban para formar una historia, pero además, Waugh supo conquistar a sus lectores a través del “desbaratado” humor de sus críticas a la sociedad inglesa. A esto hay que añadir el enorme éxito de la novela Retorno a Brideshead y la difusión mundial de su adaptación cinematográfica.


Cuando se desata el rumor de una guerra en las lejanas e hipotéticas tierras de Ismailía, en África, los redactores del periódico Beast deciden enviar como corresponsal de guerra a John Boot, un joven escritor cuya fama ha estado creciendo como la espuma merced a sus extrañas y deslumbrantes novelas. Sin embargo, gracias a una confusión de apellidos, terminan enviando al parsimonioso William Boot, encargado de una columna semanal en la sección de ciencias naturales del diario y que, de entrada, no parece el más indicado para sobrevivir a los peligros que tendría que enfrentar un corresponsal de guerra: lleva una vida aristocrática y contemplativa en su casa de campo, no es aficionado de alejarse por mucho tiempo de su hogar, regido por tres arcaicas presencias femeninas y, finalmente, no cuenta con ninguna experiencia como periodista. Sin embargo, tras un minúsculo escándalo provocado por un error en uno de sus artículos, tendrá que acudir a las oficinas del Beast en Londres para aclarar los inconvenientes suscitados por su texto. Ahí se entera, sin que pueda hacer nada por evitarlo, de que el dueño del Beast, el incontestable magnate lord Copper, quiere enviarlo a Ismailía para cubrir los conflictos que, según ciertos informes, están próximos a suscitarse.


Reseña en El País
Análisis en El guijarro blanco

1 comentario:

JOSE VICENTE PRIETO HERMIDA dijo...

Antes de leer una novela uno se hace a la idea de cómo puede ser, si es una comedia relacionada con el periodismo, únicamente se me ocurre “Primera Plana” donde Wilder ha construido un retrato de la prensa como una profesión despiadada y sin escrúpulos donde su redención se produce en su papel de control del poder político aún más corrupto.
En “Noticia Bomba” Waugh, crea una novela de enredo, que reconozco que tuve que comenzar varias veces, por perderme en el mare magnum de personajes que aparecen alrededor de Mrs. Stich en su cama, la relación de John Boot con ella, las confusiones con William Boot, bueno en fin, nada destacable.
Como novela, no es una de las mejores que leí este año, como comedia de enredo, y la relación de los personajes con las políticas de principios del siglo XX, el nacismo y el comunismo es bastante irónica, también tenemos que tener en cuenta que es una novela de 1938.
Creo que para darle una dimensión más humana a la novela me fijé en sus menús, lo que se come y lo que se bebe, la comida es bastante mala, en uno de los capítulos donde todos los enviados especiales buscan Laku, un lugar que no existe juntan diferentes latas y hacen una comida que según William sabía cómo a gasolina, lo único decente que comen es en el momento que se encuentra con Mr. Balwin, y eso que la novela acaba con un banquete, cosas distinta es la bebida, menos agua, beben de todo cerveza, wisky con soda sin soda, y otras muchas bebidas.
La novela tiene detalles pintorescos, cuando se refiere a la dieta de los habitantes de Ismailia, misioneros, mineros, periodistas, carne cruda, pero en cuaresma se puede cocinar, La guerra era entre los patriotas y los traidores y comenzó por una discusión familiar en Navidad, la señora Kätchen con su bolsa de piedras, que la final se las queda el sueco. Bueno no podemos decir que sea poco imaginativa.

Bueno en resumen una comedia entretenida para leer en Navidad, sin mayor trascendencia.